• Cerca de 60 apicultores de la provincia de Santa Fe participarán en el proyecto Salud Apícola 2020 LatAm, que abarca también a Chile, Colombia y Costa Rica.
  • La actividades se iniciaron esta semana con el monitoreo de apiarios, y continuará con capacitaciones a los apicultores participantes para prevenir, identificar y controlar los múltiples factores que afectan la salud y productividad de sus abejas.

[Rosario, 22 abril 2019] “A veces uno hacía las cosas mal y no lo sabía. En cambio, ahora sé revisar mis colmenas, identificar signos de enfermedades o problemas y solucionarlos”. La experiencia que ha relata la apicultora chilena Flor Villalobos tras participar en las capacitaciones del programa Salud Apícola 2020 LatAm, pronto podría replicarse entre apicultores argentinos.

Esto, porque un equipo de monitores e investigadores de este proyecto ꟷliderado por Fraunhofer Chile, en alianza con la Universidad Nacional de Rosario, en Argentinaꟷ comenzarán este mes a trabajar con cerca de 60 apicultores de la provincia de Santa Fe.

“Esta semana un equipo de 12 personas, entre médicos veterinarios, estudiantes de Veterinaria y apicultores, inició el monitoreo de apiarios. Su trabajo apunta a conocer, caracterizar y evaluar los principales factores que afectan la salud de las colmenas en la provincia”, destaca la médico veterinario e investigadora de Fraunhofer Chile Research, Leslie Vallejos.

En una segunda etapa, agrega, “buscaremos subsanar los problemas detectados a través de capacitaciones a los apicultores que participan en el proyecto. Con esto se busca instalar buenas prácticas que les ayuden a mejorar su productividad a través de la prevención y control de enfermedades y otros factores que afectan la salud de las abejas”.

Un trabajo que da frutos

Salud Apícola 2020 LatAm nace en 2017 como proyecto de Fraunhofer Chile Research en colaboración con el Bee Care Center de Bayer AG, Alemania. El programa, que ya concluyó en Chile, actualmente se encuentra en la etapa de capacitación en Colombia, en asociación con Unicomfacauca, y en los próximos meses se comenzará a trabajar en Costa Rica, en alianza con el Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales (CINAT), de la Universidad Nacional de Costa Rica.

Las capacitaciones del programa incluyen ocho sesiones teóricas y prácticas en apiarios demostrativos o facilitados por los apicultores participantes en el proyecto.
Las temáticas se adaptan a las problemáticas locales diagnosticadas en los monitoreos, pero siempre con el enfoque de medicina preventiva aplicada a la apicultura. Esto incluye la identificación y control de agentes infecciosos, buenas prácticas sanitarias en el apiario y técnicas de desinfección del material apícola, entre otras actividades.

Los apicultores capacitados ya están viendo resultados.

Benjamín García, apicultor de Lampa (Chile), destaca que “tras la capacitación reduje al mínimo el uso de productos químicos gracias a una mejor sanidad de las colmenas y logré una producción más limpia y orgánica”. Agrega que antes obtenía 300 kilos de miel de 150 colmenas y, al mejorar sus prácticas, obtuvo 2 toneladas de miel de 90 colmenas.

En Colombia, Jaime Yule, apicultor y monitor del proyecto en el Departamento del Cauca, destaca que “tenía mucha plaga que atacaba a las abejas. Tras la capacitación empecé a corregir las brechas sanitarias y dio buen resultado. Mi producción mejoró y las plagas ya no están presentes”.