Una fructífera ronda de encuentros sostuvieron miembros de Salud Apícola 2020 con apicultores y representantes de los sectores público, privado y de la ciencia.

 

Por Lucila Romano

El director del proyecto Salud Apícola 2020 LatAm, Marnix Doorn, la investigadora científica, doctora Mayda Verde, y los responsables del programa en Argentina, Leonel Pérez y María Carla Cortese, recorrieron diversos lugares e instituciones de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, entre el 9 y 12 de marzo.

El equipo —que se constituyó en 2018 tras la firma de un convenio entre la Fundación Fraunhofer Chile y la Universidad Nacional de Rosario para trabajar por una mejor gestión sanitaria y ambiental de la apicultura en el sur de la provincia de Santa Fe— realizó visitas a diversas instituciones.

En el Ministerio de la Producción de Santa Fe intercambiaron conocimientos y constructivos diálogos con el secretario de Agroalimentos de la provincia, Jorge Torelli, el director de Apicultura de Santa Fe, Abel Zenklusen, y el apicultor Raúl Sibilín. Ambas partes se comprometieron a realizar actividades en conjunto.

También se realizó una reunión con autoridades locales y de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en la Escuela Agrotécnica General Libertador San Martín de Casilda, donde se brindaron detalles del trabajo realizado hasta el momento. Luego, se desarrolló un encuentro con monitores y productores para comenzar a proyectar las capacitaciones del equipo de Salud Apícola 2020 LatAm en el sur de la provincia de Santa Fe. Esta es la etapa que sigue a los monitoreos de apiarios ya realizados en la zona. 

“Terminada las capacitaciones, mediremos si tuvieron impacto desarrollando un tercer monitoreo apícola. Es decir, generamos un modelo donde hay interacción, evaluamos lo aprendido y lo aplicamos”, destacó Marnix Doorn.

El equipo, junto a la directora de la Escuela Agrotécnica de Casilda, Graciela Mandolini, se reunió también con el rector de la UNR, Franco Bartolacci,  quien se comprometió a mantener el apoyo de la Universidad al proyecto. Además, manifestó su intención de participar en actividades futuras que contemplen la labor de distintas facultades de la UNR. Bartolacci manifestó también la intención de constituir un polo de investigación apícola basado en los conocimientos adquiridos.

“Queremos mejorar las condiciones sanitarias en que se está produciendo la miel. Vamos a poner a disposición de los diferentes actores los datos recabados en el monitoreo, para contribuir así a la proyección de políticas públicas que ayuden al sector apícola santafesino”, reflexionó Leonel Pérez.

Carla Cortese agregó que “el objetivo es mejorar las condiciones de salud de las poblaciones de abejas con enfoque preventivo y trabajar por resolver los principales aspectos sanitarios que se observaron durante la investigación. Aspiramos a que los apicultores tengan conocimientos respaldados por la ciencia, e impulsar sobre estas bases el desarrollo sostenible del sector”.

Encuentros en Buenos Aires

El equipo estuvo también en Buenos Aires, donde sostuvieron un encuentro con representantes de Bayer Argentina para darles a conocer los avances de la labor llevada a cabo en Argentina y ellos se mostraron dispuestos a seguir trabajando en conjunto.

Finalmente, Marnix Doorn y Mayda Verde fueron invitados a exponer sobre el proyecto en el Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI Argentina), un espacio neutral de discusión que reúne científicos de la academia, la industria y el gobierno. En el evento estuvieron presentes investigadores e integrantes de diversas organizaciones e instituciones vinculadas con los sectores productivo y científico, incluyendo la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, el Instituto Nacional del Agua, SENASA, IICA, Argenbio, Corteva, IICA y Bayer.

En su intervención, Mayda Verde apuntó que “urge mejorar la gestión sanitaria en la apicultura. Se trata, en primer lugar, de tener apicultores capacitados y apoyados por la academia para prevenir que las colmenas se enfermen”.

 “Las reuniones con los diferentes actores fueron positivas. Percibimos interés por parte de todos los especialistas y decisores contactados en dialogar para buscar, entre todos, soluciones concretas a los problemas que hoy enfrenta el sector apícola. Recién concluimos una de las etapas de un trabajo para el que resultarán clave los resultados del trabajo realizado por el equipo de apicultores, monitores, especialistas y directivos que han llevado adelante el proyecto Salud Apícola 2020 en la provincia de Santa Fe”, concluyó Marnix Doorn.