El pasado día 20 de diciembre en el transcurso de una Asamblea General de las Naciones Unidas en New York se aprobó por consenso una resolución que declara el 20 de mayo como el Día Mundial de la Abeja.

Todos los años en este día la atención del público mundial se verá atraída por la importancia de preservar las abejas y otros polinizadores. La gente recordará la importancia de las abejas para la totalidad de la humanidad y recordarán que deben ser  invitados a tomar medidas concretas para preservarlas y protegerlas.

La resolución fue copatrocinada por 115 Estados Miembros de las Naciones Unidas, incluidos EE. UU., Canadá, China, la Federación de Rusia, India, Brasil, Argentina, Australia y todos los países europeos, incluida España.

Dejan Židan – jefe del proyecto del Día Mundial de la Abeja y viceprimer ministro de la República de Eslovenia, el país que propuso la proclamación del Día Mundial de la Abeja a la ONU en respuesta a una iniciativa de la Asociación de Apicultores de Eslovenia expresó su satisfacción con el resultado: “Después de tres años de esfuerzos tanto en términos procedimientos oficiales en la ONU y con respecto al intenso proceso de informar a los países del mundo, hemos tenido éxito con esta iniciativa. Las abejas y otros polinizadores finalmente tienen el lugar que merecen en vista de su importancia para el mundo y para la humanidad. La proclamación del Día Mundial de la Abeja demuestra que existe la voluntad de actuar”.